Lesiones de Quemaduras

Abogados concentrados en casos de abusos en geriátricos asisten a residentes en Chicago

Burned Hand Los residentes en geriátricos generalmente confían en los miembros del personal para ayudarlos con todos los aspectos de la vida diaria, es posible a causa de su edad estas personas no puedan bañarse o comer sin asistencia. Los geriátricos deben contar con un número suficiente de empleados para que cada residente reciba el cuidado adecuado, pero no todos cumplen con esta norma, la escasez de personal es un problema que afecta a geriátricos en todo el país. Una de las consecuencias que derivan de esta falta de personal son las lesiones por quemaduras en actividades de la vida diaria, como en baños, horas de comida o mientras fuman cigarrillos. En algunos casos, las quemaduras son una forma de abuso o el resultado de un grave incendio estructural. Las lesiones de quemaduras en una persona mayor, pueden ser particularmente graves y dolorosas ya que su piel debido a su edad es más delgada. Si usted o un ser querido sufrió una lesión en un geriátrico, los abogados en Chicago conocedores de casos de lesión por quemaduras en Moll Law Group, están disponibles para presentar una demanda indemnizatoria. Nuestros abogados focalizados en casos de abusos en geriátricos tienen experiencia representando los derechos de adultos vulnerables.

Establecer la responsabilidad de las lesiones por quemaduras

Los derechos y seguridad de los residentes de los geriátricos están protegidos por leyes federales y la Ley de Cuidados en Geriátricos del estado de Illinois (la Ley). Cualquier centro que caiga bajo la definición establecida por la Ley de “centro de cuidado a largo plazo” debe cumplir con las responsabilidades allí establecidas. Los derechos que tienen los residentes bajo esta Ley incluyen el derecho a estar libre de abusos o abandono, el derecho a ser cuidado por un médico de su elección, el derecho a la libertad de culto, el derecho a acceder a sus propios registros médicos, el derecho a estar libres de restricciones, a menos que un médico ordene lo contrario, y el derecho a visitas.

El residente de un geriátrico o su apoderado (usualmente un familiar) pueden presentar una demanda privada por abuso o abandono. El abuso se define en la Ley e incluyen lesiones físicas, mentales y abuso sexual infligido a un residente que no es el resultado de un accidente. El abandono, como lo define la Ley, puede incluir la falta de asistencia por parte del centro a los residentes en sus actividades de la vida diaria, asistencia que es necesaria para evitar cualquier daño físico, enfermedad mental, angustia mental entre otras cosas. Por ejemplo, no instalar los controles de temperatura en los baños o permitir que los residentes fumen dentro sin supervisión, puede considerarse abandono que incrementa el riesgo de lesiones por quemaduras.

Según lo dispone la ley, solo el propietario o licenciatario de un centro de cuidado a largo plazo puede ser demandado por actos intencionales, negligentes o por una omisión de los representantes o empleados del centro que produzca una lesión a los residentes. Un licenciatario es alguien con una licencia, otorgada por el Departamento de Salud Pública de Illinois, para operar el centro.

Discuta su caso de lesión producida por una quemadura con un abogado en Chicago

Es difícil para los familiares decidir colocar a un ser querido en un geriátrico y es difícil para el anciano renunciar a su libertad de vivir solo. Cuando se toma la decisión de ingresar a un geriátrico, el residente y los miembros de su familia ponen especial confianza en que la administración y el personal van a aplicar cuidado apropiado, incluyendo cualquier medida de seguridad para evitar quemaduras.

Si usted o su ser querido es perjudicado en uno de estos centros, posiblemente tenga fundamentos para intentar una demanda indemnizatoria. Abogados en Moll Law Group en Chicago representan a víctimas de quemaduras y a sus familias en Wheaton, Naperville y Schaumburg, al igual que el condado de Cook. Hemos estado involucrados en muchos casos en los que se han recuperado miles de millones de dólares. Llámenos al 312-462-1700 o utilice el formulario en línea para programar una consulta gratuita con un abogado experimentado en casos de lesiones.