Norovirus

Abogados Capacitados para Presentar Reclamaciones de Responsabilidad Civil del Fabricante en todo el País

Norovirus El norovirus es un virus sumamente contagioso que puede infectar a cualquier persona. Se propaga cuando las personas tocan superficies u objetos que están contaminados, o tienen contacto con alguien que está infectado. Por ejemplo, se puede contagiar si usa utensilios contaminados que no fueron desinfectados apropiadamente. El Norovirus se propaga especialmente rápido en entornos de grupo, como guarderías o asilos de ancianos. Si usted sufre efectos adversos de norovirus u otra forma de contaminación de alimentos, debe consultar a los abogados focalizados en responsabilidad civil de fabricante de Moll Law Group. Se han recuperado miles de millones de dólares en los casos en que estuvimos involucrados.

Estableciendo la Responsabilidad de Norovirus en Alimentos Contaminados

El norovirus se encuentra en las heces de una persona infectada incluso antes de que comience a sentir síntomas y pueda permanecer en las heces durante dos semanas después de sentirse mejor. Los síntomas generalmente se desarrollan entre 12 a 48 horas después de la exposición y duran de 1 a 3 días. Algunos de los síntomas de norovirus más comunes son dolor de estómago, diarrea, náuseas, fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales y vómitos. También puede causar gastroenteritis, que es una inflamación del estómago o de los intestinos. En niños pequeños, puede causar deshidratación, que incluye síntomas como disminución de la micción, sequedad de la boca, somnolencia, irritabilidad y mareos. El norovirus puede ser grave, especialmente para los niños pequeños.

Si usted o su hijo sufren de síntomas graves de norovirus, puede presentar una demanda por contaminación de alimentos contra el fabricante u otra entidad en la cadena de distribución del producto que lo transportó. Usted necesita probar que el demandado hizo, envió o sirvió el alimento contaminado u otro producto que contiene el norovirus, el demandado causó la contaminación o no utilizó el cuidado razonable para pararlo, usted consumió el alimento o utilizó el utensilio u otro producto que contenía el virus, usted sufrió una enfermedad debido al consumo, y un doctor le diagnosticó el norovirus.

Los reclamos de contaminación de alimentos son esencialmente demandas de responsabilidad civil del fabricante, y usted puede usar las mismas teorías al demandar por lesiones de norovirus que las que usaría en un caso de producto defectuoso. Estos incluyen responsabilidad estricta, negligencia e incumplimiento de la garantía.

En un caso de negligencia, por ejemplo, usted necesita demostrar que el acusado le causó la infección por norovirus al no utilizar el cuidado razonable, ocasionando así sus daños. Por ejemplo, si un restaurante de comida rápida no lava el área donde se guardan las bandejas y las bandejas llevan norovirus, es probable que haya incumplido su obligación de usar un cuidado razonable. Dado que hay un corto período de tiempo dentro del cual se contrae el norovirus, debería ser posible identificar la fuente de contaminación. Sin embargo, muchas personas comen en varios establecimientos de comida durante la semana, y es posible que el acusado argumente que se enfermó en otra parte. Puede ser útil verificar con las autoridades de salud pública si ha habido un brote en un establecimiento en particular.

En casos de responsabilidad estricta, usted necesita demostrar que los alimentos o utensilios se tornaron irrazonablemente peligrosos debido a norovirus, y esto causó sus lesiones. En un caso de responsabilidad estricta, el acusado no puede defenderse alegando que utilizó un cuidado razonable.

Consulte a un Abogado Conocedor de Responsabilidad por Productos

Si usted se enfermó por norovirus, debe consultar a los abogados focalizados en responsabilidad civil del fabricante en Moll Law Group. Ofrecemos representación legal agresiva en defensa de los consumidores de todo el país, incluso en estados como California, Florida, Nueva York, Pensilvania, Texas, Ohio y Michigan. Llámenos al 312-462-1700 o use nuestra forma de contacto en línea para solicitar una consulta gratuita.