Comportamiento de Choque

Abogados con conocimientos en desperfectos de automóviles atienden a víctimas en todo el país

Crashworthiness El comportamiento al choque, es la capacidad estructural de un vehículo para proteger a las personas que viajan dentro en el caso de una colisión o un choque. Cuando el diseño es a prueba de choques, el riesgo de lesión o muerte se reduce. Por lo general, este comportamiento de choque se prueba antes de que se vendan los vehículos a los clientes, sin embargo, los resultados de esas pruebas pueden depender de distintos criterios. Si sufre una lesión en un volcamiento de vehículo o su cinturón de seguridad no funciona, el diseño del carro puede que no sea a prueba de choques y es posible que tenga fundamentos para presentar una demanda de responsabilidad del fabricante y lograr una compensación por sus lesiones. En Moll Law Group, nuestros abogados con experiencia en defectos de automóviles están familiarizados con las demandas de comportamiento de choque y están disponibles para ayudarlo a presentar una reclamación o demanda en contra del fabricante del automóvil o componente defectuoso. Manejamos litigios a nivel nacional y hemos estado involucrados en muchos casos en los que se han recuperado miles de millones de dólares.

Lograr una indemnización por comportamiento de choque deficiente

Algunos aspectos del diseño de un vehículo que por lo general se utilizan para determinar el comportamiento de choque del carro son, la estructura en sí misma y las formas de sujetarse al mismo, como el cinturón de seguridad y el airbag. Cuando un vehículo tiene una estructura razonablemente buena, tendrá zonas de contracción, una sólida caja de seguridad, una estructura interna que puede hasta cierto punto soportar un impacto y un sólido techo que no aplaste a los pasajeros en caso de volcamiento.

Los fabricantes por lo general realizan pruebas de choques antes de vender el vehículo para determinar su comportamiento de choque. La forma que el vehículo responda a choques de frente y laterales a alta velocidad, al igual que a volcamientos e impactos traseros, determinará la calificación de la prueba de choque.

Desafortunadamente, a pesar de las pruebas de choque, muchos diseños de vehículos (en especial los techos, cinturones de seguridad y airbags) no son a prueba de choques. En un caso de comportamiento de choque, el fabricante de un vehículo puede ser responsable del defecto que no fue lo que ocasionó el accidente en sí mismo pero exacerbó la severidad de las lesiones sufridas. En este tipo de casos el tribunal evaluará si el fabricante diseñó el vehículo para que fuera seguro para un uso razonablemente previsible incluyendo la posibilidad de una colisión.

En otras palabras, las lesiones que resultan del comportamiento de choque de un vehículo se pueden indemnizar separadamente de las lesiones causadas por el accidente. A pesar de que la distinción puede ser difícil de establecer, se puede lograr en la mayoría de los casos. Durante una colisión, existe un impacto con otro vehículo u objeto y también existen las colisiones que surgen por el impacto del pasajero con el interior del vehículo. Cuando un diseño es razonablemente seguro, las fuerzas se distribuyen sobre la mayor cantidad de tiempo y espacio posible. Por lo general, deberá demostrar que una característica del diseño que podía ser evitada o posiblemente diseñada de una manera más segura, causó una lesión en un accidente o el riesgo de un tipo de lesión particular.

Interponga una demanda con un abogado con experiencia en casos de desperfectos de automóviles

Casi todos los dueños de vehículos asumen que sus vehículos fueron sometidos a adecuadas pruebas de choque. Por desgracia, existen casos en los que los fabricantes toman atajos en el diseño por motivos financieros dando como resultado un vehículo que es innecesariamente defectuoso. Si padeció una lesión por un carro con un comportamiento de choque inapropiado, los abogados de Moll Law Group focalizados en casos de desperfectos de automóviles estamos disponibles para presentar una reclamación o demanda en su nombre por responsabilidad del fabricante. Representamos a personas a lo largo de los Estados Unidos, incluyendo estados como California, Florida, Nueva York, Texas, Pensilvania, Ohio y Michigan. Contáctenos a través de nuestro formulario en línea o llámenos al 312-462-1700 para programar una consulta gratuita con un abogado focalizado en casos de responsabilidad del fabricante.