Frenos

Abogados con conocimientos en desperfectos de automóviles protegen los derechos de los consumidores

BrakesLos automóviles tienen complejos sistemas de frenos que contienen varias piezas como discos, calibradores y rotores que necesitan funcionar juntos para detener el automóvil de forma segura. Los frenos pueden tener muchos tipos de desperfectos, los conductos hidráulicos pueden filtrar, los discos pueden estar mal instalados o los calibradores se pueden romper. En algunos casos, los frenos se traban lo que producen una parada abrupta. También pueden hacer deslizar el automóvil lo que resulta en un volcamiento o que el auto se desplace directamente contra el tráfico. Algunas veces los frenos fallan sin advertencia, mientras que otras veces usted puede sentir los frenos más blandos mientras conduce. Si sufre un accidente que cree que fue consecuencia de unos frenos defectuosos, los abogados experimentados en desperfectos de vehículos en Moll Law Group están disponibles para representarlo en una reclamación o demanda en su nombre en contra del fabricante. Manejamos casos a nivel nacional y hemos recuperado miles de millones de dólares en casos que hemos representado.

Exigir la responsabilidad del fabricante de automóviles por frenos defectuosos

Si el sistema de frenos de su vehículo falla es posible que pierda la capacidad de parar o detenerse de forma segura. En algunos casos, los conductores no saben que perdieron la capacidad de frenar hasta que intentan hacerlo a altas velocidades, causando un accidente que puede ser catastrófico o fatal.

En la mayoría de los estados usted puede presentar una demanda de responsabilidad por frenos defectuosos en contra del fabricante, el distribuidor y la persona que le vendió el automóvil. Usted deberá probar que los frenos eran defectuosos y excesivamente peligrosos y que por esa razón sufrió un perjuicio mientras el utilizaba el automóvil para su uso previsto, además deberá probar que el automóvil no sufrió ningún cambio importante de su estado original de venta. La mayoría de las demandas de responsabilidad objetiva surgen sobre la base de desperfectos de diseño o de fabricación de los frenos. Esto significa que el desperfecto surge por una decisión intencional realizada durante el proceso de diseño de los frenos del automóvil o por un error en el proceso de fabricación.

En algunos casos, un conductor de otro automóvil puede presentar la demanda de responsabilidad del fabricante en función de que el conductor culpable argumenta que los frenos tenían un defecto. El fabricante, distribuidor comercial o vendedor pueden defender su caso señalando que el conductor culpable sabía sobre el desperfecto pero aun así continuó utilizando el automóvil. Por ejemplo, si nota que sus frenos están blandos luego de tener el vehículo por un largo tiempo pero continúa conduciendo sin tomarse la molestia de reemplazar los frenos o llevarlos al mantenimiento, es posible que no reciba una indemnización por parte del fabricante.

En algunos casos, los frenos defectuosos son el resultado de la negligencia del técnico o mecánico. Es posible que obtenga una indemnización por parte del mecánico en lugar del fabricante. Generalmente, en este tipo de demandas de negligencia usted debe probar el incumplimiento de la obligación de la debida diligencia del mecánico, el nexo de causalidad y la extensión de los daños y perjuicios.

Explore sus opciones con un abogado con experiencia en casos de desperfectos de automóviles.

Los casos de frenos defectuosos son usualmente complejos, necesitan el uso de expertos. Si sufrió lesiones o un ser querido falleció a causa de frenos defectuosos, los abogados experimentados en casos de desperfecto de automóviles en Moll Law Group están disponibles para determinar quién fue el responsable y en consecuencia, presentar una demanda en contra de esas personas. Manejamos casos de responsabilidad del fabricante a lo largo de los Estados Unidos, incluyendo estados como California, Florida, Nueva York, Illinois, Texas, Pensilvania, Ohio y Michigan. Contáctenos a través de nuestro formulario en línea o llámenos al 312-462-1700 para una consulta gratuita con un abogado focalizado en casos de responsabilidad del fabricante.