Imanes

Los Abogados de Lesiones en Niños Sirven a las Víctimas en Todo el Territorio Nacional

MagnetsLos juguetes que contienen imanes esconden peligros. Aunque ya se han hecho retiradas del mercado a gran escala de juguetes peligrosos, este tipo de juguetes continúan apareciendo en los estantes de las jugueterías. Frecuentemente, los juguetes magnéticos son piezas plásticas que tienen pequeños imanes incrustados dentro de ellas. Como son tan pequeños, pueden caerse del juguete sin que se note, y éstos podrían ser tragados por un infante o niño pequeño. No existe ninguna advertencia que indique que algo está mal porque los imanes sean tan pequeños. Un imán que ha sido tragado puede dañar los intestinos, y si el niño se traga más de uno, pueden atraerse los unos a otros y causar perforaciones intestinales, gangrena, incluso la muerte. Si tu bebé ha sido lesionado o ha muerto por un juguete magnético, los abogados de lesiones en niños del Moll Law Group” están a su disposición para representarlo en un reclamo o demanda en contra del fabricante. Nuestros abogados de responsabilidad civil del fabricante manejan casos en todo el país y ya se han recuperado miles de millones de dólares en los casos en los nos hemos involucrado.

Estableciendo Responsabilidades por Imanes Defectuosos

La Consumer Product Saftey Commission (CPSC) [Comisión de Seguridad de Productos de Consumo] tiene la facultad de exigir que los productos para niños cumplan con las normas de seguridad aplicables al producto y que se realicen pruebas de cumplimiento. Sin embargo, ésta no puede examinar cada juguete. Y es común ahora ver en las etiquetas de los juguetes para niños las advertencias sobre riesgos por asfixia o sufrimiento por plomo. Sin embargo, no hay ninguna advertencia estándar requerida para un peligro potencial como los imanes. Algunas empresas de juguetes, pero no todas, usan laboratorios independientes para poner a prueba los juguetes y confirmar el cumplimiento de las especificaciones de la ASTM [Acrónimo en Inglés de la Sociedad Americana para los Materiales y sus Pruebas] antes de venderlos.

En consecuencia, algunos juguetes magnéticos defectuosos están a la venta, y los padres deben estar atentos para identificar peligros potenciales. Hay tres tipos de defectos peligrosos que pueden emerger de una demanda de responsabilidad civil del fabricante: defectos de fabricación, defectos de diseño, y defectos de mercadeo. En muchos casos, un caso de imán defectuoso puede ser un caso de defecto de diseño o un caso de defecto de mercadeo.

Una empresa de juguetes puede ser considerada responsable de un defecto de diseño si existe un riesgo previsible de lesión cuando el juguete fue fabricado según lo previsto y se utiliza para los fines previstos. A menudo, los demandantes también tienen que demostrar que el riesgo previsible podría haberse reducido o evitado mediante la adopción de un diseño alternativo razonable que fuera factible y que siguiera siendo útil al momento en que el juguete se estaba diseñando.

Los casos de defectos de mercadeo son también conocidos como casos por falta de advertencia. Un producto puede ser peligrosamente defectuoso si no tiene instrucciones o advertencias adecuadas en relación con los riesgos previsibles de daño que podrían haberse reducido o evitado mediante el uso de instrucciones o advertencias razonables, y la omisión de estas instrucciones o advertencias hacen que el producto sea injustamente peligroso. Se supone que el fabricante debe advertir de peligros ocultos, y se supone que debe proporcionar las instrucciones adecuadas sobre cómo utilizar un producto, para evitar los peligros. Así, por ejemplo, un juguete magnético puede ser peligrosamente defectuoso al no advertirles a los padres que, en caso de ingestión de los imanes que se encuentran en el interior del juguete, el niño puede sufrir obstrucción intestinal u otros daños internos, incluso si no hay signos evidentes de asfixia.

Consulte a un Abogado Experimentado en Lesiones en Niños

Como padre, usted puede esperar que los fabricantes de juguetes los pongan a prueba para que éstos puedan ser seguros para los niños, o al menos que presenten advertencias adecuadas. Sin embargo, no todos los fabricantes de juguetes ponen como prioridad la seguridad de los niños. Si su hijo fue lesionado por un juguete magnético defectuoso, los abogados en lesiones en niños del Moll Law Group” están a su disposición may be able para presentar un reclamo o demanda de responsabilidad civil del fabricante en su nombre. Representamos a personas en todo el territorio nacional, incluyendo los estados de California, Florida, Nueva York, Texas, Pennsylvania, Ohio y Michigan. Contáctenos a través de nuestra forma de contacto en línea o llámenos al 312-462-1700 para programar una consulta gratuita con un abogado de responsabilidad civil del fabricante.