Enfermedades Renales Crónicas Causadas por los Inhibidores de la Bomba de Protones

Abogados representan activamente a consumidores de medicamentos peligrosos en todo el país

KidneysLa industria farmacéutica representa a un gran y poderoso componente de la economía de nuestra nación. Mientras que los medicamentos bajo prescripción y sin prescripción brindan un alivio muy necesario para muchas enfermedades y condiciones médicas, no todos son seguros, incluso aun utilizándolos de la forma indicada. Los fabricantes precipitan sus productos al mercado para maximizar las ganancias, los medicamentos muchas veces llegan al consumidor antes de que se hayan hecho público todos sus potenciales efectos secundarios. Un ejemplo es el nuevo vínculo existente entre el uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) y las enfermedades renales crónicas. Si usted o un ser querido tomó un medicamento IBP y ahora tiene una enfermedad renal, debe contactar a un abogado con experiencia en casos de inhibidores de la bomba de protones para discutir sus opciones legales. En Moll Law Group, estamos concentrados a pelear por los derechos de los consumidores nivel nacional, que han sufrido algún daño por consumir un medicamento peligroso.

Para declarar a los fabricantes responsables por enfermedades renales causadas por los inhibidores de la bomba de protones

Los inhibidores de la bomba de protones están disponibles como medicamentos con prescripción y sin prescripción. Los pacientes lo toman para intentar reducir el ácido estomacal o combatir las condiciones tales como enfermedad del reflujo ácido, indigestión y acidez. Algunos pacientes toman IBP por un tratamiento a corto plazo, mientras que otros toman estos medicamentos regularmente por años. Efectos secundarios como resequedad bucal, estreñimiento, dolor abdominal, dolores de cabeza y nauseas son desagradables pero manejables para la mayoría de las personas que toman IBPs. El problema es que, algunas personas son propensas a padecer efectos secundarios devastadores, incluyendo enfermedades renales crónicas (ERC), enfermedades cardíacas y demencia. La enfermedad renal crónica es una grave enfermedad que puede resultar en una falla renal convirtiendo al paciente en una persona dependiente de diálisis u obligado a un trasplante de riñón para salvar su vida.

En Moll Law Group ayudamos a víctimas a nivel nacional para lograr una indemnización por sus lesiones o muertes negligentes causadas por productos peligrosos y defectuosos incluyendo, enfermedades renales crónicas posiblemente causadas por los IBP. A pesar de que las demandas por responsabilidad del fabricante surgen por defectos de diseño, comercialización, fallas de advertencia, defectos de fabricación, negligencia e incumplimientos de garantías, nuestros abogados luchan diligentemente para recuperar cada centavo a los que nuestros clientes tienen derecho. Hemos estado involucrados en muchos casos en los que se han recuperado miles de millones de dólares.

Para lograr el éxito en un caso de responsabilidad del fabricante, la carga está sobre el demandante para distinguir los elementos de su caso por preponderancia de pruebas. Es una acción negligente, por ejemplo, una persona lesionada debe demostrar que el demandado tenía la obligación de cuidado, que esa obligación fue incumplida y como consecuencia el demandante sufrió un daño. La responsabilidad objetiva del fabricante también requiere pruebas de los daños y perjuicios del demandante, pero se basan en la teoría de que el asunto en cuestión era excesivamente peligroso cuando dejó el control del demandando. Esto significa que los elementos de la obligación y el incumplimiento no son necesarios probarlos.

En las demandas por responsabilidad del fabricante el demandado puede ser un fabricante, un vendedor mayorista/distribuidor o un minorista. Con frecuencia, la demanda es en contra de los tres y el demandante intenta obtener una sentencia en contra de múltiples demandados, los cuales pueden ser declarados solidariamente responsables.

El monto indemnizatorio que una persona lesionada por un peligroso medicamento defectuoso puede lograr depende de la ley estatal, al igual que el período de tiempo permitido para presentar una demanda y cumplir con los lapsos prescriptivos y de caducidad. En la mayoría de los casos, un demandante puede interponer una demanda por gastos médicos, salarios caídos, daños físicos y psicológicos. Además, el cónyuge de una persona lesionada puede ser capaz de hacer valer una demanda por pérdida conyugal y los familiares o el patrimonio de una persona que fallece puede ser capaz de recuperar los gastos del sepelio, gastos funerarios, pérdida de ganancias netas para el patrimonio y otros daños y perjuicios en una acción de los sobrevivientes por una muerte causada por negligencia.

Contrate a un abogado experimentado en casos de inhibidores de la bomba de protones para proteger sus derechos

Si usted o un ser querido tomó un IBP, como Prilosec, Nexium, Prevacid, Protonix, AcipHex, Dexilant o Kapidex y desarrolló una enfermedad renal crónica u otra complicación, es posible que tenga una causa de acción en contra del fabricante o vendedores del medicamento que usted o su ser querido tomó. Los experimentados abogados en casos de inhibidores de bomba de protones en Moll Law Group, trabajan con importantes expertos en seguridad de productos y expertos médicos a lo largo de la nación, incluyendo Illinois, Texas, Florida, Nueva York, California, Ohio, Michigan y Pensilvania. Llámenos al (312) 462-1700 o contáctenos en línea al para programar una evaluación gratuita y confidencial con un abogado concentrado en casos de productos farmacéuticos.