Nexium PPI

Abogados Experimentados En Medicamentos Peligrosos Ayudan A Víctimas En Todo El País

Nexium Inhibidores tipo bomba de protones (mejor conocidos como PPI, por sus siglas en inglés) se han promocionado como fármacos seguros para el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (o GERD en inglés), enfermedad de úlcera péptica (peptic ulcer disease, PUD), ardor de estómago, daño por ácido esofágico, y ciertas úlceras. Estos fármacos, que actúan bloqueando la producción de ácido estomacal, incluyen Nexium. Sin embargo, datos han surgido que este medicamento puede no ser tan seguro como se creía anteriormente. La reducción del ácido estomacal asociada con estos fármacos puede resultar en una vulnerabilidad significativa a la infección y la deficiencia nutricional. Estudios recientes también sugieren vínculos a enfermedades del corazón, enfermedades renales crónicas y demencia. Si usted sufrió lesiones o daños después de tomar Nexium, los abogados expertos en fármacos/medicamentos peligrosos de Moll Law Group están disponibles para ayudarle a obtener una indemnización.

Lesiones Causadas Por Los Inhibidores Tipo Bomba De Protones Nexium

Demandas legales referentes a Nexium han sido interpuestas contra su fabricate, AsatraZeneca. Los demandantes alegan que los consumidores han sufrido enfermedades renales y lesiones, nefritis intersticial aguda e insuficiencia renal después de usar los llamados PPI. Los investigadores han recomendado que los médicos sugieran alternativas y eviten recetar estos medicamentos indiscriminadamente. Las demandas alegan que los fabricantes de medicamentos deberían haber sabido sobre los riesgos para la salud renal, pero no advirtieron a los médicos y pacientes.

Hay tres tipos de defectos que pueden ser alegados en un pleito de responsabilidad del producto: mercadeo/comercialización, fabricación y defectos de diseño. La falta de advertencia es un defecto de comercialización común, particularmente en casos de medicamentos peligrosos. Los fabricantes continúan teniendo la responsabilidad de monitorear los productos que venden y de proporcionar advertencias sobre los riesgos recién descubiertos aún después de que un medicamento esté en el mercado.

En la mayoría de los estados, un fabricante puede ser considerado estrictamente responsable por no advertir si un consumidor es perjudicado como resultado del fallo en el producto. Sin embargo, en algunos estados, los demandantes deben probar que el fabricante actuó con negligencia para recuperar daños.

La mayoría de los estados siguen la doctrina del intermediario. Según esta doctrina, un fabricante de medicamentos recetados se encarga de su responsabilidad de advertir a un consumidor de los efectos secundarios, proporcionando advertencias a los médicos. La lógica detrás de esta teoría es que los médicos están mejor situados para determinar si un consumidor en particular es un buen candidato para una receta de medicamentos específicos. Por ejemplo, un médico puede tener información sobre los problemas renales de un paciente en particular que permite al médico saber que el paciente es un candidato no apto para el uso de Nexium PPI. Cuando un médico sabe de riesgos significativos pero no proporciona advertencias a un paciente, el médico en lugar del fabricante puede ser considerado responsable de daños subsiguientes al paciente.

Si se puede establecer la responsabilidad de un fabricante de medicamentos recetados por un fallo en la advertencia u otro defecto del producto en relación con los PPI, puede recuperar la compensación económica y no económica derivada del fallo. Por ejemplo, es posible que pueda recuperar la compensación por facturas médicas por el tratamiento pasado y futuro por condiciones médicas adversas como insuficiencia renal, pérdida de ingresos del tiempo que necesita para obtener tratamiento y dolor y sufrimiento. Algunos estados siguen reglas diferentes con respecto a qué daños son recuperables y en qué medida.

Explore Sus Opciones Con Un Abogado Enfocado En Medicamentos Peligrosos

Cuando su médico le receta un producto farmacéutico, no espera quedar en una condición peor que si no lo hubiera utilizado en absoluto. En esta situación, los abogados expertos en medicamentos peligrosos de Moll Law están disponibles para ayudarle a obtener cualquier compensación monetaria para la cual sea elegible. Hemos recuperado billones de dólares en los casos en que hemos participado. Nuestra firma de abogados representa a consumidores en toda la nación, incluyendo los estados de Illinois, Michigan, Texas, Ohio, Pensylvania, Nueva York, Florida, y California. Llámenos al (312) 462-1700 o complete el formulario en línea para recibir una consulta gratuita con un abogado dedicado a casos de responsabilidad del producto.