Filtros IVC Cook

Abogados ayudan a consumidores lesionados por dispositivos médicos defectuosos a nivel nacional

Cook IVC Filter Los filtros de vena cava inferior (IVC, por sus siglas en inglés) son dispositivos en forma de araña que se implantan en pacientes para evitar la migración de los coágulos de sangre hacia los pulmones. Cook Medical fabrica este dispositivo y realiza distintos tipos de filtros IVC, como el Cook Celect IVC y el filtro Günther Tulip IVC. El fabricante recibió aprobación para los filtros IVC bajo el procedimiento expedito 510(K) de la FDA, que es un procedimiento para el que se necesita la menor cantidad de pruebas posibles antes de colocar al dispositivo en el mercado. Sin embargo, en las revistas médicas se han reportado importantes problemas con estos filtros. Debido a estos problemas, muchos pacientes sufren serias complicaciones, como lesiones de perforación y daño a órganos. Si un filtro IVC Cook u otro dispositivo médico le provocó una lesión, los abogados con experiencia en responsabilidad del fabricante en Moll Law Group están disponibles para representarlo en una demanda de indemnización por sus lesiones. Miles de millones de dólares fueron recuperados en casos en los que estuvimos involucrados.

Exigir la responsabilidad del fabricante de los Filtros IVC por los daños causados

Los estudios muestran que si los filtros IVC removibles, como los filtros IVC Cook, se dejan en su lugar posterior a la desaparición del riesgo de una embolia pulmonar, las piernas del filtro se pueden fracturar y esas piezas pueden viajar a los pulmones o alojarse en otras partes del cuerpo, resultando en un severo dolor torácico. Con frecuencia, es necesaria atención médica de emergencia para determinar la causa. En el 2014 la FDA advirtió que estos filtros se pueden romper y deben ser retirados y removidos dentro de 1-2 meses posteriores a que el riesgo de embolia pulmonar haya desaparecido.

El argumento más sólido en una demanda de responsabilidad del fabricante en contra de los filtros IVC Cook, se basan en el defecto y falta de advertencia. Los demandantes que pretenden presentar pruebas en la demanda sobre los defectos de diseño tienen dos pruebas que pueden utilizar. La prueba dominante es la del riesgo de uso, en la que el demandante debe mostrar que los beneficios de remover del diseño existente los riesgos previsibles excede los costos de un diseño alternativo. Por lo general es necesario contratar expertos para testificar sobre la existencia de un diseño alternativo. Las otra prueba es sobre la expectativa del consumidor, que se enfoca en encontrar si el diseño satisfacía las expectativas de seguridad del consumidor.

La falta de advertencia se considera un defecto de comercialización. Un demandante que intenta establecer la responsabilidad en función de la falta de advertencia debe probar que:

  • Que el demandado fabricó el filtro IVC o que forma parte de la cadena de distribución;
  • Que el filtro IVC conlleva un riesgo que podía conocerse a partir del conocimiento científico aceptado por la comunidad científica al momento de la fabricación o distribución;
  • Que el riesgo implicaba un serio peligro cuando el filtro fue utilizado o mal utilizado en una forma razonablemente previsible;
  • Que el consumidor común no podía conocer el riesgo;
  • Que el demandado no advirtió apropiadamente sobre el riesgo de que el filtro se pudiera romper y migrar;
  • Que el demandante sufrió una lesión; y
  • Que la falta de advertencias fue un factor sustancial en la causa de las lesiones del demandante.

En la mayor parte de las jurisdicciones se sigue la regla del intermediario experto. Bajo esta regla, las advertencias suministradas al médico por parte del fabricante son suficientes para librarse de la responsabilidad de advertir. Si un médico decide de todas formas utilizar el filtro IVC, y como resultado el paciente queda lesionado, lo procedente es interponer una demanda por mala praxis médica en lugar de una demanda de responsabilidad del fabricante.

Consulte a un abogado concentrado en casos de responsabilidad del fabricante para proteger sus derechos

Si sufrió una lesión a causa de un filtro IVC Cook, los abogados con experiencia en responsabilidad del fabricante en Moll Law Group, están disponibles para ayudarlo a lograr una indemnización por sus lesiones. Representamos a personas lesionadas a lo largo de los Estados Unidos incluyendo California, Florida, Nueva York, Pensilvania, Ohio, Texas y Massachusetts. Llámenos al 312-462-1700 o utilice el formulario en línea para programar una consulta inicial gratuita.