Malla Transvaginal Defectuosa

Abogados Asistiendo a las Víctimas de Dispositivos Médicos Defectuosos a Nivel Nacional

El dispositivo médico de la malla transvaginal es un polímero plástico utilizado para fortalecer la pared pélvica de una mujer en caso de prolapso de órganos pélvicos (POP). Esto ocurre cuando el tejido conectivo alrededor de los órganos pélvicos se debilita, como después del parto. La malla también tiene un uso como para sostener la vejiga cuando un paciente tiene incontinencia urinaria de esfuerzo (SUI). En 2010, se utilizaron 70.000 dispositivos de malla transvaginal para prolapso y 195.000 para incontinencia. Sin embargo, la FDA ha descubierto que el 10% de las mujeres experimentan erosión de la malla dentro de un año. La malla se desgasta a través de la pared vaginal en los tejidos circundantes y los órganos; y el paciente puede necesitar varias cirugías para eliminar la malla. Si usted ha sufrido daño debido a una malla transvaginal u otro dispositivo médico defectuoso, los abogados con experiencia en responsabilidad del producto en Moll Law Group están disponibles para representarle en la búsqueda de indemnización por sus lesiones. Se han recuperado billones de dólares en casos en los que hemos estado involucrados.

Perseguir Daños por una Malla Transvaginal Defectuosa

Se requiere un procedimiento quirúrgico para asegurar la malla transvaginal a los huesos púbicos del paciente. Por lo general, la malla está en forma de un cabestrillo, que estabiliza la vejiga, la vagina, la uretra y otros órganos pélvicos. La malla transvaginal se supone que es una solución a largo plazo, pero muchos pacientes se han encontrado con implantes erosionados después de un breve período y les causó lesiones graves; como daño en el intestino, la vejiga o una fístula recto-vaginal. Más de 20.000 demandas por responsabilidad del producto han sido presentadas contra varios fabricantes en todo el país. Un fabricante llamado, Endo International, ha acordado liquidar demandas de responsabilidad del producto por $ 830 millones.

Una teoría de la responsabilidad estricta se utiliza a menudo en casos de responsabilidad del producto. La responsabilidad estricta está disponible cuando el producto es defectuoso, lo que significa que es excesivamente peligroso cuando se utiliza, como se pretende o de una manera previsible. Hay tres tipos de defectos: fabricación, diseño y comercialización. Los fabricantes de un producto de malla transvaginal en particular, pueden ser considerados responsables si se demuestra que la malla tiene cualquiera de estos tipos de defectos. Los defectos de diseño existen si hay defectos en el diseño de la malla que hace que el producto sea irrazonablemente peligroso para los pacientes. La evidencia de que la malla se rompió y se erosionó después de un breve período sugiere un defecto de diseño.

Los defectos de la comercialización son defectos en la información dada a consumidores sobre el producto. También se conocen como fallas para advertir. Si los usos previsibles de un producto vienen con riesgos inevitables de lesiones o muerte, el fabricante debe proporcionar advertencias adecuadas a los consumidores. En la mayoría de los casos de dispositivos médicos, deben darse advertencias adecuadas a los médicos, que se consideran en la mejor posición para evaluar la idoneidad de un paciente para un dispositivo.

También puede haber alegaciones de que la malla tiene defectos de fabricación. Existen defectos de fabricación cuando un espécimen particular de una línea de productos se desvía del diseño previsto y causa daño.

Las lesiones de la malla transvaginal son a veces culpa de un médico, así como de un fabricante. Un médico que falla en advertir a un paciente, acerca de las posibles complicaciones asociadas con la implantación de la malla o que implante incorrectamente la malla, puede ser considerado responsable en una demanda por negligencia médica. Al igual que en un caso de responsabilidad del productos, el demandante puede ser capaz de recuperar los daños por indemnización por facturas médicas, pérdida de ingresos, gastos de bolsillo, dolor y sufrimiento, y angustia mental.

Contacte a un Abogado Experimentado en Responsabilidad del producto

Las personas que han sido dañadas por la erosión o la implantación inadecuada de la malla transvaginal pueden explorar sus opciones con la responsabilidad del producto y los abogados de negligencia médica en Moll Law Group. Representamos a consumidores lesionados alrededor del país, incluso en estados como California, Florida, Nueva York, Pensilvania, Ohio, Texas y Michigan. Llámenos al 312-462-1700 o use nuestro formulario en línea para programar una consulta gratuita.