Robot Quirúrgico Da Vinci

Abogados que representan a consumidores lesionados por dispositivos médicos defectuosos

El Robot quirúrgico Da Vinci se vendió a más de 2000 hospitales a lo largo del país. El robot se diseñó para hacer cirugías menos invasivas pero su uso no siempre es medicamente necesario y quizás exponga a los paciente a riesgos de graves lesiones e incluso la muerte. Las lesiones reportadas en conexión con las cirugías robóticas incluyen quemaduras, hematomas, fístulas, incisiones en uréteres, intestinos perforados, nervios cortados y vejigas laceradas. Para reparar las lesiones físicas causadas por el sistema robótico es necesario realizar otras cirugías. Casi 4000 informes adversos se presentaron al FDA en 2013. Si usted sufrió lesiones o un ser querido falleció a causa de un robot quirúrgico Da Vinci u otro dispositivo médico defectuoso, necesitará contratar a un abogado con experiencia en responsabilidad del fabricante. Moll Law Group representa a consumidores a nivel nacional en litigios de productos defectuosos y hemos logrado recuperar miles de millones de dólares para las víctimas de estos casos.

Determinar la responsabilidad de las lesiones causadas por un Robot quirúrgico Da Vinci

Intuitive Surgical es la compañía que fabrica el Robot quirúrgico Da Vinci, que utiliza una cámara de alta tecnología más cuatro brazos quirúrgicos operados de forma remota. Este dispositivo se supone que reduce el tamaño de las incisiones de las cirugías. Los hospitales han elegido al sistema robótico porque las empresa Intuitive alega que es tan seguro como una cirugía laparoscópica, pero realizada en menor tiempo. Sin embargo, en mayo de 2013, Intuitive suministró una advertencia a los hospitales sobre un componente del sistema robótico que podía ser propenso a fracturas e incremento del riesgo de quemaduras. No se han realizado ningún llamado a retirar el producto.

Las quejas en contra de Intuitive por lo general derivan de defectos de diseño y fallas de advertencias. Los defectos de diseño incluyen falta de aislamiento de los brazos quirúrgicos y corrientes eléctricas que se pueden desviar dañando órganos saludables y tejido. La responsabilidad por defectos de diseño se encuentra en casos donde existe un riesgo previsible de lesión por parte de un producto que fue fabricado de acuerdo a un plano y utilizado para el fin para el cual se creó. Los alegatos gira sobre la falta de advertencia de la compañía a los médicos y pacientes sobre los riesgos de utilizar el Robot quirúrgico Da Vinci.

Para probar los defectos de diseño, bajo la teoría de responsabilidad objetiva, el demandante utiliza una o dos pruebas llamadas la expectativa del consumidor y la prueba riesgo-beneficio. Cada jurisdicción tiene sus propias normativas para la aplicación de estas pruebas. Bajo la prueba de expectativas del consumidor, se determina que el diseño del producto es irrisoriamente peligroso cuando implica riesgos que superan lo que un consumidor ordinario, con conocimiento ordinario sobre sus características, puede esperar. Para probar que el diseño del Robot quirúrgico Da Vinci es defectuoso bajo la prueba de riesgo-beneficio, un demandante debe presentar evidencia de que el diseño fue la causa legal de la lesión y que el demandado no logre probar que los beneficios del diseño utilizado superan los riesgos de lesión inherentes a dicho diseño.

Para probar la falta de advertencia (un defecto de comercialización), un demandante debe probar que el fabricante demandado fue quien vendió o distribuyó el robot quirúrgico, que el producto tenía un potencial riesgo al momento de su fabricación, venta o distribución, que los potenciales riesgos implicaban un importante peligro al utilizar o utilizar erróneamente el robot deforma razonablemente previsible, que los consumidores ordinarios no podrían reconocer los potenciales riesgos, que el demandado no advirtió o comunicó sobre estos riesgos que provocaron una lesión al demandante y que existe un importante factor de que las lesiones sucedieron por falta de advertencias.

Proteja sus derechos consultando a un abogado experimentado en casos de responsabilidad del fabricante

Las personas lesionadas por el uso de un Robot quirúrgico Da Vinci deben consultar a los abogados de Moll Law Group, experimentados en casos de responsabilidad del fabricante para obtener representación en una demanda de daños y perjuicios. Presentamos demandas por responsabilidad del fabricante en todos los Estados Unidos incluyendo estados como California, Florida, Nueva York, Texas, Georgia, Illinois, Pensilvania, Ohio y Michigan. Llámenos al 312-462-1700 o llene el formulario en línea para programar una consulta gratuita.