NuvaRing

Abogados para Consumidores en Todo el País Lesionados por Dispositivos Médicos Defectuosos

NuvaRing es un anillo de plástico flexible utilizado por las mujeres para prevenir el embarazo. Se pone en la vagina durante tres semanas, se retira, y luego se inserta uno nuevo una semana más tarde. El fabricante de NuvaRing es Merck & Co., que afirmó que es tan eficaz como las píldoras anticonceptivas para prevenir el embarazo. Sin embargo, Merck puede no haber proporcionado advertencias adecuadas a los consumidores sobre el riesgo de NuvaRing al incrementar el riesgo de coágulos de sangre potencialmente fatales. En al menos algunos casos, las pacientes han muerto debido a estos coágulos de sangre. Si se ha lesionado como resultado del uso de NuvaRing u otro dispositivo médico defectuoso, puede consultar con un abogado de responsabilidad civil del fabricante que pueda representarlo en una demanda contra el fabricante. En Moll Law Group, ayudamos a los consumidores en todo el país a buscar compensación por el daño causado por productos defectuosos.

Probando la Responsabilidad por Lesiones Causadas por NuvaRing

NuvaRing libera ciertas hormonas artificiales, estonogestrel y etinilo estradiol, en el cuerpo de una mujer. Estas hormonas inhiben la ovulación, evitando así el embarazo. Desafortunadamente, estas hormonas también pueden producir un mayor riesgo de coágulos de sangre. Las consecuencias de los coágulos de sangre son graves e incluyen embolia pulmonar, infarto del miocardio y accidente cerebrovascular trombótico. En 2012, el British Medical Journal [Revista Médica Británica] informó que las pacientes que usan anillos vaginales tienen 6,5 veces más probabilidades de desarrollar coágulos de sangre que las que no lo hacen. El New England Journal of Medicine [la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra] informó que las usuarias de NuvaRing también tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular trombótico y el infarto del miocardio que la persona promedio. En 2014, Merck negoció un acuerdo extra-judicial de $100 millones a nivel nacional para lesiones ocurridas antes del 7 de febrero de 2014.

Un tipo de defecto peligroso del producto por el cual un fabricante puede ser considerado estrictamente responsable es un defecto de mercadeo, también conocido como un fallo en la advertencia. Esta es probablemente la teoría aplicable a los casos de NuvaRing. Para establecer la responsabilidad, el demandante debe probar:

  • El demandado era el fabricante o distribuidor en la cadena de distribución de NuvaRing;
  • NuvaRing tenía riesgos potenciales o efectos secundarios que la comunidad científica o médica conocía y aceptó en el momento de la fabricación o venta;
  • Los riesgos potenciales asociados con los coágulos de sangre presentaban un peligro sustancial cuando el NuvaRing se utiliza de una manera razonablemente previsible;
  • Los consumidores ordinarios no reconocerían los riesgos por sí mismos;
  • El fabricante no advirtió acerca de los efectos secundarios potenciales;
  • La demandante resultó lesionada; y
  • La falta de advertencias fue un factor importante para causar las lesiones de la demandante.

Los fabricantes pueden argüir numerosas defensas potenciales en un caso de falla de advertencia. Dependiendo de la jurisdicción, éstos pueden incluir la omisión de un demandante de leer las advertencias, o la falta de deber al advertir de los peligros conocidos o riesgos existentes y evidentes. Una defensa que está disponible en algunas jurisdicciones es la presunción de una defensa de advertencia adecuada. En Nueva Jersey (donde está la sede de Merck), por ejemplo, hay una presunción de adecuación si la FDA [acrónimo en inglés de la Administración de Drogas y Alimentos] ha aprobado un producto. Los demandantes pueden refutar la presunción de que una advertencia era adecuada mediante la introducción de evidencia de ocultación deliberada o no divulgación de conocimiento adquirido posteriormente sobre los riesgos dañinos, o mediante la introducción de pruebas de que el fabricante manipuló el proceso regulador post-mercado para obtener ganancias económicas.

Discuta su Demanda por Responsabilidad Civil del Fabricante con un Abogado Experimentado

Si usted sufrió un coágulo de sangre, accidente cerebrovascular, afección cardíaca u otra complicación por el uso de NuvaRing, los abogados de responsabilidad civil del fabricante en Moll Law Group están disponibles para ayudarle a obtener una compensación por sus lesiones. Se han recuperado miles de millones de dólares en todo el país en casos en los que estuvimos involucrados. Nuestros abogados presentan casos de responsabilidad civil del fabricante en estados como California, Florida, Nueva York, Texas, Pennsylvania, Ohio y Michigan. Llámenos al 312-462-1700 o use nuestra forma de contacto en línea para solicitar una consulta gratuita.