Malla Transvaginal Covidien

Abogados ayudan a víctimas de dispositivos médicos defectuosos a nivel nacional

Inpatient RecoveringMuchas mujeres sufren complicaciones al recibir un implante de malla transvaginal. La complicaciones más graves son la extrusión o la protrusión de la malla, que sucede cuando el implante no se queda fijo en su lugar y empuja hacia la pared vaginal lesionando el tejido y desgastándolo. Las lesiones causadas por la malla transvaginal incluyen dolor, daño a los órganos y que la malla quede incrustada en el tejido. Las relaciones sexuales pueden ser dolorosas y es muy posible contraer una infección. Incluso luego de numerosas cirugías, no existe ninguna garantía de que el daño causado por la malla transvaginal desgastada se pueda reparar. Con frecuencia, el único recurso para un paciente lesionado es presentar una demanda por indemnización. Si sufrió cualquier tipo de lesión a causa de un producto Covidien, los abogados con experiencia en casos de mallas transvaginales de Moll Law Group, están disponibles para representarlo en su demanda por indemnización. Hemos estado involucrados en muchas demandas en los que se han recuperado miles de millones de dólares.

Establecer la responsabilidad por las lesiones causadas por la malla transvaginal Covidien

Existen miles de demandas presentadas por graves lesiones causadas por la malla transvaginal Covidien algunas de estas demandas se han resuelto en acuerdos confidenciales. C.R. Bard reveló que la compañía fue quien entregó los productos de mallas vaginales, argumentando que consideran que Covidien fue responsable de otorgar la indemnización y defensa en muchas de las demandas en contra de C.R. Bard.

Los alegatos en contra de Covidien son similares a los alegatos en otras demandas por mallas transvaginales. En primer lugar, se alega que la mala calidad del material utilizado y el defectuoso diseño ocasionaron graves efectos secundarios y lesiones de las cuales la compañía no suministró advertencias adecuadas.

Las demandas por diseños defectuosos se litigan con frecuencia bajo la teoría de la responsabilidad objetiva. Es necesario establecer que el producto tenía un diseño defectuoso y que esa fue la causa de sus lesiones. Por lo general, para establecer un defecto de diseño, es necesario probar que el diseño de la malla transvaginal era excesivamente peligroso cumpliendo con los requisitos bien sea de la prueba de riesgo de utilización o la prueba de expectativas del consumidor.

En la primera prueba, debe establecer que los beneficios de utilizar el producto de la forma que fue diseñado, no compensan los riesgos de lesión asociados a su uso. Entre los factores considerados está el costo del producto, el ámbito del defecto y la severidad de la lesión. Por lo general es necesario contratar a un experto para declarar sobre el diseño defectuoso para poder cumplir con la prueba de riesgo de utilización. Con la prueba de expectativas del consumidor, el tribunal se enfocará sobre la expectativa razonable del consumidor sobre la seguridad del producto cuando es utilizado en una forma razonablemente previsible.

Las demandas por falta de advertencia también son comunes en los casos de implantes de malla transvaginal. Por lo general, se les dice a las mujeres que esta es la forma más fácil de tratar un prolapso de órganos pélvicos o incontinencia urinaria de esfuerzo. No necesariamente se les dice sobre las posibles complicaciones que pueden surgir luego de la cirugía y la dificultad de reparar esas complicaciones. En el 2011, la FDA informó que recibió cerca de 4000, quejas de lesiones y muertes asociadas a la malla transvaginal. Los fabricantes mantienen la responsabilidad de hacer seguimiento a las lesiones causadas por sus productos, una vez que los productos son colocados en el mercado. Ellos deben estar al tanto de las quejas relacionadas a las mallas transvaginales y suministrar las advertencias necesarias. Sin embargo, en muchos casos, los fabricantes omitieron advertir adecuadamente y deben ser responsables por el daño físico, emocional y financiero causado por esta omisión.

Consulte con un abogado experimentado en casos de mallas transvaginales

Si sufrió una perjuicio debido a la implantación de una malla transvaginal de Covidien, puede presentar una demanda por indemnización en contra del fabricante por un defecto del diseño o por omitir la advertencia. Los abogados con conocimientos en el tema de mallas transvaginales de Moll Law Group, están disponibles para representarlo en su caso. Somos perseverantes abogados y compasivos defensores de los consumidores. Asesoramos y representamos a consumidores lesionados a lo largo del país, incluyendo en estados como Illinois, Michigan, Texas, Ohio, Pensilvania, Nueva York, Florida y California. Llámenos al 312-462-1700 o utilice el formulario en línea para programar una consulta gratuita con un abogado con experiencia en casos de responsabilidad del fabricante.